La vida del apóstol Santiago el Mayor

La vida del apóstol Santiago el Mayor está fuertemente ligada tanto a la historia del Camino de Santiago como la historia Santiago de Compostela. Es imposible entender por qué es importante el Camino de Santiago o el porqué se llama Camino de Santiago, sin conocer la historia del apóstol Santiago.

Quién fue el apóstol Santiago

El santo Santiago nació, según cuentan, en Betsaida, un lugar de la región histórica de Galilea. En la actualidad, esta zona se corresponde con uno de los estados del norte de Israel.

 

Historia y vida de Santiago apostol el mayor

 

Fue hijo de Zebedeo y Salomé. Al igual que su hermano Juan, trabajó principalmente como pescador junto a su padre Zebedeo y su amigo Simón. Según la historia de la vida del apóstol, tanto Juan Evangelista como Santiago decidieron dejar su vida como pescadores cuando Jesús se puso en contacto con ellos para formar parte de su grupo de 12 apóstoles.

Según la Biblia, ambos hermanos fueron apodados por Jesucristo como “los hijos del trueno”, dada su apasionado carácter. El apóstol Santiago el Mayor acompañó a Jesús en muchos de sus milagros y fue testigo de muchas de sus apariciones, tras su resurrección.

El viaje de Santiago: el patrón de España y de los peregrinos

Según la historia de Santiago el Mayor, en el año 33 d.C., los apóstoles fueron encomendados a la misión de difundir y promover el evangelio por el mundo. Santiago apóstol cruzó el Mediterráneo y se adentró en España, atravesando el estrecho de Gibraltar.

Emprendió así su viaje por España y Portugal, territorios conocidos en aquella época como Hispania. No se sabe con exactitud el recorrido que siguió Santiago el Mayor hasta alcanzar Galicia, que en la época romana recibía el nombre de Gallaecia.

Algunos historiadores apuntan que bordeó el sur de España y que luego recorrió la desolada costa de Portugal. Otros relatos de la historia del Camino de Santiago, afirman que recorrió el valle del Ebro, atravesando las tierras catalanas, y que luego tomó la vía romana de la cordillera cantábrica, hasta La Coruña. Incluso hay teorías que apuntan a que se dirigió a Murcia, pasando por Cartagena, y desde allí continuó hacia el norte.

Al igual que el Camino de Santiago, el final está claro. Son las posibles rutas para alcanzar Galicia, las que son múltiples. Esta diversidad de historias sobre la ruta que siguió el apóstol Santiago es lo que ha llevado a que el santo Santiago sea conocido como el patrón de España (o patrono de España) y de los peregrinos.

En su tarea evangelizadora, el apóstol hizo algunos discípulos. Según explica la historia cristiana, fueron éstos los que continuaron con la labor de predicación que había comenzado San Santiago.

Cómo murió el apóstol Santiago el Mayor

Según la historia del apóstol Santiago el Mayor, estando éste en la antigua ciudad romana de Zaragoza, junto con sus 7 primeros discípulos, se le apareció la Virgen María. Ella le pidió que viajase de regreso a Jerusalén para que la acompañase en su muerte.

Según antiguos escritos, cuando la Virgen está próxima a morir, recibe la visita de Jesús resucitado. Ella le pide a Jesucristo que los 12 apóstoles la acompañen el día de su muerte. No obstante, todos ellos están repartidos por el mundo. Así que Jesús le concede el deseo, permitiéndole hacer una aparición milagrosa, para que avisase a cada uno de ellos de su designio.

 

Historia de como murio Santiago el Mayor

 

Este hecho hace que Santiago el apóstol haga todo el viaje de vuelta desde España hasta Nazaret, en Jerusalén. Allí se reúne con la Virgen María que aún seguía viva.

Posteriormente, a raíz de las persecuciones a los cristianos ordenadas por Herodes Agripa I el apóstol Santiago muere en Jerusalén. Existen diversas teorías sobre cómo y cuándo murió el apóstol Santiago el Mayor.

La mayoría de las teorías sobre la vida del apóstol coinciden en apuntar que murió en el año 44 d.C, aunque hay quien también señala que fue en el 62 d.C. Se cree que fue el primer apóstol en morir por la fe cristiana. Sobre cómo murió el santo Santiago, existe bastante unanimidad a la hora de señalar que fue martirizado por sus creencias cristianas.

Algunas teorías apuntan que fue lapidado, otras señalan que fue decapitado y algunas otras indican que fue lanzado desde lo alto de un templo. De hecho, probablemente el mártir Santiago de Compostela experimentase diversos de estos castigos.

Dónde se enterró el cuerpo de Santiago

Tras la muerte del apóstol Santiago el Mayor, dos de sus discípulos, ante la negativa del emperador de dar sepultura a Santiago, deciden huir con su cuerpo. Según la leyenda del Santiago apóstol, sus restos fueron transportados en un barco sin timón y sin vela. Siendo guiados exclusivamente por los de designios del santo apóstol.

Acompañado por sus fieles seguidores, la embarcación rodeó la Península Ibérica. Llegaron a la costa noroeste y siguieron su camino a través del río Ulla acabando su viaje en barco en Padrón (Galicia). Desde allí se dirigieron a Santiago de Compostela.

Las leyendas del sepulcro del apóstol Santiago

En aquella época, la reina celta Lupita se encontraba gobernando las tierras gallegas. Cuenta la historia del Camino de Santiago, que la monarca no permitió enterrar el cuerpo del apóstol en sus tierras. Para asegurarse de ello, envió unas tropas tras los discípulos de Santiago el Mayor.

Durante de la persecución, cuenta una de las leyendas del Camino de Santiago, un puente acabó derrumbado y todas las tropas murieron. Según la historia del traslado de los restos de Santiago, la reina Lupa diseñó algunas artimañas más, como la que se narra en la leyenda de los bueyes y el dragón del Pico Sacro.

No obstante, los seguidores del apóstol Santiago salieron siempre victoriosos. Finalmente la reina Lupita se convirtió al cristianismo. Dice la historia popular de Santiago de Compostela, que fue el buey el responsable de decidir el lugar dónde enterrar al apóstol.

El animal decidió descansar bajo un roble, en la cima de una pequeña montaña en Iria Flavia. En el lugar se alzó un mausoleo romano, con los recursos facilitados por la propia reina. El sepulcro fue conocido como Arca Marmárica.

El olvido del Arca Marmárica

Años después, los dos discípulos, que se habían quedado al cuidado de sus restos, también fallecieron y fueron enterrados en ese mismo lugar. Los restos de Santiago el Mayor cayeron en el olvido durante ocho siglos.

La tumba Santiago apóstol peregrino

Según la historia de Santiago de Compostela, la tumba del apóstol Santiago el Mayor fue descubierta en el siglo IX. Sin embargo, las primeras pistas sobre la ubicación de los restos del apóstol se remontan a la aparición en el año 500 de unos documentos que mencionan los siguientes lugares:

  • Iria-Padrón
  • Monte Sacro
  • Jerusalén
  • Arcis Marmoricis.

No obstante, como toda leyenda, el descubrimiento definitivo de los restos de Santiago están envueltos en mucho más misterio. A continuación te contamos, según la mítica historia del Camino de Santiago, cómo fueron descubiertos los restos de Santiago de Compostela.

La leyenda del descubrimiento de los restos de Santiago

En el año 823 un apacible ermitaño, conocido como Pelayo, vivía en su casa en el bosque de Libredón. Por las noches, unas misteriosas luces, provenientes del bosque, comenzaron a captar su atención.

Sorprendido ante los extraños resplandores, Pelayo decide compartir su inquietud con Teodomiro, el obispo de Iria Flavia, en aquel entonces. Ambos hombres se acercaron al lugar del que provenían los destellos y descubrieron allí el Arca Marmárea, que se encontraba enterrada. Por lo que las luces fueron interpretadas como señales divinas.

En su interior descansaban tres cuerpos. Rápidamente fueron atribuidos al apóstol Santiago y a los dos discípulos que custodiaron sus restos hasta la muerte, Anastasio y Teodoro. El obispo informa en seguida al rey en aquellos años, Alfonso II, del sorprendente descubrimiento.

El monarca viajó al lugar del descubrimiento, que pasó a denominarse “Campo de Estrellas” (Campus Stellae) y que será el origen del nombre de Compostela. Tras su visita ordena la construcción de un templo que será el precursor del la catedral de Santiago apóstol.

A partir de ese momento, comienzan las peregrinaciones a Santiago de Compostela. Este el origen del Camino de Santiago. Hay otros hechos que también explican la importancia de las rutas jacobeas, pero eso es otro cuento. Si quieres saber más, tendrás que leer nuestro artículo “Historia del Camino de Santiago”.

La verdad sobre los restos de Santiago el Mayor

La historia sobre la autenticidad de los restos descubiertos en Santiago de Compostela es muy larga. Existen muchas teorías y pocas pruebas fehacientes. La iglesia católica asegura que los restos que allí se hallan pertenecen al apóstol Santiago el Mayor.

No obstante, algunos documentos escritos sitúan al apóstol fuera de Judea en las fechas de su muerte. Incluso se pone en cuestión que el santo apóstol llegase a pisar España, tal y como cuenta la historia del apóstol Santiago el Mayor.

Algunos teóricos afirman que los restos que se encuentran en la Catedral de Santiago de Compostela pertenecen en realidad al obispo Prisciliano. La realidad es que la iglesia ha prohibido, por bula papal, la realización de pruebas de ADN que permitan constatar la autenticidad de los restos. Por tanto, todo parece apuntar a que la adoración de los mismos continuará siendo una cuestión de fe.

La leyenda de Santiago Matamoros

Tal y como te contamos en el artículo “Historia del Camino de Santiago”, el descubrimiento de los restos del apóstol Santiago el Mayor se realizó en un momento muy delicado para España a nivel social y moral. La conquista musulmana tenía en aquella época en jaque a los monarcas españoles.

Según la historia del Camino de Santiago, en la época en la que los musulmanes dominaban la península, los cristianos fueron forzados a pagar un tributo de 100 doncellas a los árabes. La negativa al monarca Ramiro I a hacer entrega de las cien jóvenes, fue el origen de la batalla de Clavijo.

Cuenta la leyenda de Santiago Matamoros que el apóstol se apareció en sueños al rey Ramiro I y le dijo que él debía cumplir la función de Patrón de las Españas. Según dicen, durante la batalla el monarca imploró a Santiago ayuda y éste apareció sobre una nube, montando un caballo blanco.

Los moros fueron derrotados. Desde entonces, se impuso la figura del apóstol a lomos de un caballo blanco y se le dio a conocer como Santiago Matamoros. Esta representación pasó a ser el símbolo de la Reconquista y Santiago Matamoros se erigió como el protector de los cristianos frente a los árabes.

 

Apostol Santiago Matamoros

 

Es por ello, que además de ser el patrón de los peregrinos y de España, también es el patrón de la Armada de Caballería. De hecho, la última frase del himno de este cuerpo fue uno de los gritos más populares durante la Reconquista española:

“Santiago y cierra, España”

El nombre de Santiago el Mayor

Santiago Jacobo, San Jacobo, hijo del trueno, Santiago de Zebedeo, Santiago Matamoros, Santiago apóstol o Santiago el Mayor son algunos de los nombres por los que se conoce al patrón de España. Santiago el Mayor es el nombre más popular.

Muchas personas se preguntan por el significado del nombre que recibe el santo. Éste está vinculado a la historia de la vida del apóstol Santiago y a la leyenda de Matamoros. A continuación te explicamos por qué.

El nombre original del hijo de Zebedeo es Ya’akov. En el latín eclesiástico se hizo referencia al santo como Sanctus Iacobus (San Jabobo). El término fue evolucionando con el tiempo, hasta derivar en Sant Iago.

Dada la figura que ocupó el apóstol Santiago en su lucha contra el mundo islámico, los cristianos solían utilizar su nombre como grito de batalla durante la Reconquista. Este hecho hizo que las dos palabras “Sant Iago” acabase pronunciándose como una sola. De tal forma, que el nombre de Santiago acabó popularizándose.

El término “el Mayor” proviene de la tradición cristiana. Este apodo se utilizó para diferenciar a Santiago Zebedeo de otro Santiago que también formaba parte de los 12 apóstoles. Al patrón de los peregrinos, por ser el más alto, se le asignó el apelativo de “Mayor”, mientras que el otro apóstol pasó a ser conocido como Santiago el Menor.

Día de Santiago apóstol: 25 de julio

El 25 de julio se celebra el día del patrón de España: Santiago apóstol. La celebración se realiza en diferentes pueblos y ciudades tanto de España como de América Latina.

La fecha hace referencia al día en el que el cuerpo del patrón de los peregrinos fue trasladado a Santiago de Compostela. Fue la iglesia quien determinó el día que debía realizarse dicha celebración. No obstante, las fiestas en honor a Santiago apóstol tienen tanto un carácter religioso como pagano.

El apóstol Santiago del Mayor también es patrono de Galicia. Por ello, el 25 de julio la afluencia de peregrinos en la Catedral de Santiago de Compostela es especialmente alta. Si quieres conocer otras fiestas en las que la ciudad de Compostela se encuentra de celebración puedes consultar nuestro artículo sobre celebraciones en Compostela.

Esperamos que te haya resultado interesante la historia del apóstol Santiago el Mayor. Si es así, compártela en compártela con tus amigos en Facebook

No queremos despedirnos sin decirte que si has llegado hasta aquí por mera curiosidad, te animamos a hacer el Camino de Santiago. Son muchas las razones para visitar la tumba de esta gran leyenda de España.

Si por el contrario, ya has decidido lanzarte a la aventura, no dejes de consultar nuestra guía del peregrino para preparar tu viaje a Santiago. Si lo prefieres, también puedes ponerte en contacto con nosotros y nos encargaremos de organizar tu visita al patrón de los peregrinos.

¡Buen Camino!

Historia del Apóstol Santiago el Mayor
4.4 (88.24%) 34 votes