El Apóstol Santiago es popularmente conocido por ser el patrón de los peregrinos y de España, su celebración es el día 25 de Julio. El apóstol Santiago el Mayor murió en el año 44 después de cristo y se ejecutó su cuerpo con una decapitación.

Fue uno de los discípulos nombrado por Jesús como uno de los hijos del trueno y fue de los primeros discípulos de Jesús en morir.

¿Qué es un santo o un patrón?

Un santo o un patrón se considera a aquella persona que se presenta como un defensor de un grupo determinado de personas. Y por este motivo, Santiago el Mayor se conoce popularmente por ser el patrón de los peregrinos y de España.

La historia del apóstol Santiago el Mayor

Santiago el Mayor, tal y como hemos comentado anteriormente fue uno de los discípulos de Jesús, su figura fue bastante ilustre entre los 12 apóstoles de Jesús.

Hijo de Zebedeo, recibió el apodo de “Mayor” debido a que era más alto que otro apóstol con nombre Santiago. Al igual que su hermano Juan, trabajó principalmente como pescador junto a su padre Zebedeo y su amigo Simón.

apostol santiago el mayor

Juan y Santiago decidieron dejar su vida como pescadores cuando Jesús se puso en contacto con ellos para formar parte de su grupo de 12 apóstoles. Siguieron a Jesús hasta que este fue crucificado.

Santiago el Mayor fue elegido por Jesús para ser uno de los 12 apóstoles y se le encomendó la misión principal de difundir y promover el evangelio.

Santiago peregrinó por toda la Península Ibérica con el principal objetivo de difundir la palabra de Jesús. Cuando Santiago regresó a Judea este fue asesinado por el rey Herodes Agripa I y de esta forma su muerte está detallada en la biblia (Acto 12).

¿Dónde se enterró el cuerpo de Santiago?

Los restos de Santiago el Mayor fueron transportados por todos sus fieles hasta la actual Galicia o así lo cuenta la leyenda. Y es por esto, se rumorea que los restos del apóstol Santiago están enterrados en Santiago de Compostela.

El cuerpo del santo navegó en un barco sin timón y sin vela acompañado por sus fieles seguidores rodeando la Península Ibérica hasta llegar a Santiago de Compostela. Acabaron llegando a la costa noroeste y siguieron su camino a través del río Ulla acabando su viaje en barco en Padrón. En el año 44 d.C la reina celta Lupia se encontraba gobernando las tierras gallegas y no dejaron enterrar el cuerpo de Santiago a sus fieles en sus tierras.

Para asegurarse que el cuerpo del Apóstol no fuera enterrado enviaron unas tropas tras los seguidores de Santiago el Mayor, durante de la persecución un puente acabó derrumbado y todas las tropas acabaron muertas.

Después de este suceso, la reina Lupia se convirtió al cristianismo y ofreció un carro y un buey para que los seguidores de Santiago pudieran transportar su cuerpo. Entonces el buey fue el responsable de decidir el lugar donde enterrar al apóstol, entonces el animal decidió descansar debajo de un roble justo en la cima de una pequeña montaña.

En la cima de esta pequeña montaña se decidió levantar la popular Catedral de Santiago, lugar donde los peregrinos finalizan su recorrido por el camino.