▷ Camino Francés ⇨ Etapas y consejos del Camino de Santiago Francés.

Camino Francés

CAMINOS MÁS RESERVADOS
TODAS LAS SECCIONES
Camino Francés
4.9 (97.22%) 36 votes

Información del Camino Francés

Información del Camino Francés

El Camino Francés es la ruta del Camino de Santiago por excelencia. Es la ruta con mayor tradición y, también, las más popular. El Camino Francés es la senda más conocida a nivel mundial, en gran medida por ser Bien Mundial de la UNESCO.

El Camino Francés recorre el norte de la península ibérica desde Saint Jean Pied de Port, última localidad francesa, hasta Santiago de Compostela. Un total de 760 kilómetros divididos en 33 etapas de aproximadamente 25 kilómetros cada una.

Si bien el final del Camino de Santiago está claro, la tumba del apóstol Santiago el Mayor. El inicio se puede realizar desde cualquier punto de la ruta. Cada peregrino elige un punto de comienzo en función del tiempo del que dispone o de su capacidad física.

Tanto Jean Pied de Port como Roncesvalles, la primera localidad española del Camino Francés, tras su paso por los pirineos, son consideradas como puntos de inicio tradicionales. No obstante, Burgos, León, O’Cebreiro o Sarria también son puntos de partida comunes entre los peregrinos que recorren el Camino Francés.

Recorrido

En su recorrido completo por la península ibérica, el Camino Francés atraviesa 8 provincias de España: Navarra, Huesca, Zaragoza, La Rioja, Burgos, Palencia, León, Lugo y A Coruña. A lo largo del recorrido se puede seguir la ruta tradicional o tomar rutas alternativas.

Fundamentalmente se pueden apuntar 8 grandes rutas alternativas. Éstas son: Puerto de Ibañeta por Valcarlos, Cirueña por San Milán de la Cogolla, Burgos por Olmos de Atapuerca, Burgo por Santovenia de Oca, Carrión de los Condes por Palencia y la Mansilla de las Mulas por Vía Trajana.

A lo largo del Camino Francés el peregrino podrá visitar monasterios benedictinos y castillos templarios, de estilos góticos y románicos. Cruzará frondosos bosques y ríos que susurran a su paso. Atravesará numerosas localidades con encanto y se envolverá de leyendas medievales y magia celta.

¡Buen Camino!

Infraestructura

Dado que es la ruta que cuenta con más tradición, se trata del itinerario del Camino de Santiago que cuenta con mejor infraestructura y con mejor señalización. Dispone de una red muy amplia de albergues públicos y de alojamientos privados de calidad; y de servicios accesibles. Además, muchas de las provincias ha reforzado la señalización en los últimos años.

Al mismo tiempo, y al tratarse del itinerario más famoso, es también el más concurrido. Si bien la ruta es lo bastante larga y los ritmos de cada uno son tan personales, como para que la presencia de otros peregrinos en la vía no estropee el proyecto religioso o espiritual de nadie.

Es cierto, que en ocasiones, debido a la masificación del Camino Francés, muchos peregrinos olvidan la esencia del Camino de Santiago, que es disfrutar el recorrido, y se involucran en una carrera a fondo, por el alojamiento. Eso significa iniciar la jornada a horas intempestivas o no disfrutar de los hermosos paisajes y núcleos urbanos que atraviesa la ruta.

En este punto, no se debe olvidar que el Camino Francés cuenta con una gran infraestructura de alojamiento. Tanto la red de albergues como alojamientos turísticos de mayor calidad.

Disfrutar la increíble experiencia de recorrer esta ruta medieval debe ser la única preocupación del peregrino que opta por realizar este itinerario del Camino de Santiago. Si lo deseas puedes reservar con nosotros y nos ocuparemos de toda la logística de recorrido.

Historia del Camino Francés

El origen del Camino Francés se sitúa con el descubrimiento de los restos del apóstol Santiago el Mayor en el siglo IX. Según el relato tradicional, el hallazgo fue realizado por el obispo Teodomiro, de la diócesis de Iria Flavia, en el año 813.

En el lugar donde fueron encontrados los restos del apóstol Santiago, el monarca asturiano Alfonso II el Casto mandó construir una iglesia, convertida hoy en la Catedral de Santiago de Compostela.

Desde ese mismo instante, muchos cristianos decidieron viajar en peregrinación hasta Santiago de Compostela para ofrecer sus respetos al Santo. Esta devoción provocó que personas provenientes de diversos lugares transitasen las tierras que rodeaban el corazón de Galicia.

Alfonso II que necesitaba un elemento que diese cohesión a su reino, transformó al apóstol en un símbolo contra la lucha del islam. Nació así, la imagen de Santiago Matamoros, que se difundió rápidamente entre los peregrinos de la ruta y la comunidad cristiana.

Los orígenes del Camino Francés

A lo largo del siglo X la peregrinación a Santiago no fue muy fluida, ya que el Camino de Santiago era muy inseguro y los cristianos estaban concentrados en la defensa del califato de Córdoba. Es a partir del siglo XI cuando se consolida totalmente la ruta de peregrinación, momento de esplendor económico en Europa.

El Camino Francés es el itinerario con mayor tradición histórica gracias al apoyo del monarca navarro Sancho III el Mayor (1004-1035) y Sancho Ramírez de Navarra y Aragón (1042-1094) que fomentaron el desarrollo de Camino en el paso por su reino. En las tierras de Castilla y León fue Alfonso VI (1065-1109) su más acérrimo defensor.

Las vías del Camino Francés fueron modificadas entre los siglos X y XI. En este periodo a lo largo de Camino aparecen hospederías y hospitales donde acoger a los peregrinos. Del mismo modo, se construyeron puentes y se repararon caminos, muchos de ellos heredados de la época romana. De tal modo, que a inicios del siglo XII, quedó fijado el itinerario definitivo del Camino Francés.

El Camino era una ruta peregrina de carácter fundamentalmente popular por lo que la mayoría de los romeros pertenecían a la clase baja de la sociedad. Fue la peregrinación de personajes ilustres la que ha permitido tener, hoy en día, constancia escrita de la ruta jacobea. Las primeras figuras ilustres fueron los reyes asturianos, seguidos de los reyes de León.

Codex Calixtinus: el testimonio escrito del Camino Francés

El Camino Francés es la ruta más documentada. El libro V manuscrito del Codex Calixtinus, que data del año 1135, ya recoge con precisión las cuatro principales vías del Camino Francés.

Tres de los Caminos (Lee Puy-Conques, Vézelay-Limoges y París-Tours) entran en España por Jean Pied de Port, localidad francesa próxima a Rocesvalles, en Navarra. Mientras que la cuarta ruta (Arles-Toulouse) entra por Somport y continúa hasta Jaca, en Aragón. Esta última ruta, se une a las tres anteriores en el Puente La Reina, en Navarra.

Este testimonio escrito recoge, también, el uso de expresiones para saludarse que utilizaban los peregrinos de la época. En el libro aparece “Ultre ia Et Sus Eia! Deus adjuva nos!” que significa “¡Vamos más allá y vamos más arriba! ¡Dios ayúdanos!”.

Ultreia” es un saludo entre peregrinos que también utilizaban para animarse. Del latín “ultra” que significa “más allá” y “eia”, interjección para “mover”, venía a significar “vamos más allá”, “vaya adelante”.

Parece que los peregrinos de la época se saludaban diciendo “Ultreia, suseia, Santiago” que significa “Ánimo, que más allá, más arriba, está Santiago”. También podría ser que cuando un peregrino saludaba a otro, le decía “Ultreia” (“Vamos más allá”) y que el otro le contestaba “Et suseia” (“Y vamos más arriba”).

La época de esplendor y su declive

Hasta el siglo XIII se desarrolló la etapa más brillante del Camino de Santiago, que fue testigo del paso de todo tipo de peregrinos, quienes procedentes de cualquier comarca cristiana de Europa acudían a Santiago movidos por diversos intereses, tanto religiosos como económicos. Fue, también, en ese siglo, en 1211, cuando se inauguró la actual catedral de Santiago de Compostela.

Pero el Camino de Santiago no fue solamente una ruta de peregrinación. El desarrollo del Camino Francés tuvo un importante impacto social, cultural y económico entre las regiones que conectaba.

Gracias al movimiento de personas entre la península ibérica y Europa, a España llegaron diversas corrientes literarias y artísticas, así como formas de pensar y comportarse diferentes. Este flujo se produjo también a la inversa y los países europeos accedieron al legado cultural hispánico.

Los reinos de la península ibérica que eran atravesados por el Camino Francés sufrieron un fuerte impacto a nivel económico y social. La animada vida del Camino fomentó la llegada de numerosos grupos de mercaderes y artesanos, básicamente extranjeros, que acabaron instalándose de manera permanente en diversas localidades del Camino.

Los asentamientos de estos extranjeros, que fueron llamados popularmente como “francos”, aunque no todos provenía de Francia, recibieron el nombre de burgos. Los habitantes de estos nuevos núcleos recibieron grandes privilegios en los fueros de sus ciudades. Nació así la burguesía, y el Camino Francés fue testigo de numerosas revueltas anti-señoriales.

A nivel artístico, el Camino de Santiago tuvo un papel muy relevante. A través de la ruta, entró en España el arte de carácter internacional. Entró el románico, fundamentalmente su versión francesa, que se materializó destacadamente en lugares como Santiago, León, Frómista o Jaca.

De manera paralela, a Europa llegaron elementos musulmanes que se transmitieron a través del Camino Francés. Durante el siglo XIII, el Camino de Santiago fue la puerta de entrada del arte gótico.

A partir del siglo XIV, el flujo de peregrinos que visitaban Santiago de Compostela sufrió un retroceso. El Cisma del mundo cristiano en 1378, las frecuentes guerras, la proliferación de la peste negra, entre otros motivos mermaron considerablemente las peregrinaciones a Santiago.

El Camino Francés en la actualidad

En la actualidad, el Camino Francés es, de todos los Caminos, no solo el más popular, sino también el que goza de mayor reconocimiento, tanto a nivel nacional como internacional. No obstante, todo y que su fama se remonta a siglos de historia, no es hasta 1993, que el Camino Francés se convierte en un importante atractivo turístico.

El año jacobeo de 1993, apoyado con la declaración del Camino Francés como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y de Primer Itinerario Europeo de Interés Cultural por el Consejo de Europa, provocan un importantísimo auge de este itinerario.

En 2004 recibió el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, por ser calificado como un ejemplo de convivencia entre personas y culturas; y por su papel en el desarrollo de los orígenes europeos del cristianismo. Anualmente, a través del Camino Francés, llegan a Santiago de Compostela más de 300.000 peregrinos.

Mapa del Camino Francés

Mapa Camino de Santiago Francés

Mapa del Camino de Santiago Francés

Perfil del Camino Francés

Perfil Camino de Santiago Francés

Camino Francés
4.9 (97.22%) 36 votes