Los siguientes consejos para el Camino de Santiago son básicos y están pensados para peregrinos que hacen por primera vez el Camino.

 

Consejos para el Camino de Santiago

 

#1 Sigue las flechas amarillas o las conchas de vieira

Las ideó Elías Valiña en 1984, señalizando con ellas el Camino desde Francia a Santiago de Compostela. Así, las flechas amarillas se han ido conviertiendo en un icono del Camino. Si emprendes esta aventura, sigue siempre las flechas amarillas y las conchas de vieira, ¡indican que estás en la buena senda!

 

#2 No camines en vano ¡aprovecha tu energía!

A veces, ya sea por la necesidad de contacto humano o porque recorremos un tramo en el que no vemos señalización, preguntamos a la gente de la zona por dónde debemos continuar caminando para llegar a nuestro destino de ese día. No es que esté mal hacer esto, pero debemos cotejar la información y tener cuidado, porque no es difícil desviarse y desorientarse en algunos tramos del Camino de Santiago. Aunque preguntemos, ¡siempre es mejor seguir la señalización!

 

organizar el camino de santiago

 

#3 Estás cansado pero… ¡empieza el día temprano!

El Camino es igual de satisfactorio que cansado, pero es importante que empieces el día temprano y con energía, sobre todo si haces el Camino sin compañía. En tal caso, es fundamental que sigas los horarios de la mayoría de los peregrinos, para no desviarte y para interactuar con los demás en la peregrinación.

¡Seguimos con estos consejos para el Camino de Santiago!

 

#4 Desconecta de la tecnología

El Camino de Santiago nos permite, y en cierta medida exige, desconectar de las pantallas y de la información procedente de la tecnología. Para tener una expereincia óptima, te recomendamos desinstalar las aplicaciones sociales de tu teléfono móvil mientras estés en el Camino, ¡permítete un respiro y conectar contigo mismo y con los demás!

 

consejos para el Camino de Santiago

 

#5 No te detengas

Una vez que inicias la etapa del día, te aconsejamos hacerla del tirón. A veces es muy tentadora la idea de detenerse, pero a no ser que te encuentres en un enclave que requiera pararse a admirar la belleza del lugar, no te detengas, tus pies y tus piernas te lo agradecerán.

 

#6 Cuida y déjate cuidar

A veces en el Camino, igual que en la vida cotidiana, se dan situaciones en las que tenemos que dejarnos cuidar, bien porque nos ponemos pachuchos bien porque las ampollas no nso dejan continuar, etc.; aceptar esta situación es vivir una parte de la belleza del Camino, la unión en solidaridad de los peregrinos. Por eso mismo, si ves que alguien necesita tu ayuda durante el Camino, es de ley que asistas a esa persona y que no la dejes sola hasta que no tenga asistencia. Este es uno de los consejos para el Camino de Santiago que más repetimos, porque una parte de la magia del Camino es la fraternidad entre peregrinos, ese ambiente que crea la gente, el fantástico patrimonio humano del Camino.

 

¿Qué te parecen nuestros consejos para el Camino de Santiago?

¡Anímate a comentar!

 

Camino de Santiago: consejos básicos para peregrinos novatos
Valora esta página