Vivimos permanentemente enganchados a las nuevas tecnologías. ¿Cuántas horas al día pasamos delante de una pantalla? Ya sea la del móvil, la del ordenador o hasta la de la radio del coche, más de la mitad de nuestro tiempo transcurre con algún dispositivo entre nuestras manos. ¿Eres capaz de vivir sin tecnología o tú también eres un «tecnoadicto»? Ponte a prueba y aprende a valorar lo realmente importante con el Camino de Santiago. Ata bien tus botas de peregrino, ¡y a hacer camino!

El primer paso es reconocerlo

Como ocurre con todas las adicciones, el primer paso para superar la tecnoadicción es admitirla. Analiza el número de horas que pasas delante de una pantalla e intenta imaginarte a ti mismo sin dispositivos durante una semana, por ejemplo. ¿Crees que te volverías loco? No busques justificar tu apego al móvil o al ordenador. ¡Déjate de excusas! Admitir que tienes una adicción a la tecnología es la primera marcha hacia la meta.

Pelea contigo mismo de forma amena

Ahora que ya tienes claro que eres un tecnoadicto, ha llegado el momento de plantarle cara al problema y librarte de tu apego. Toca obligarte a desconectar de las tecnologías. Lo sabemos: hacerlo en tu día a día así sin más parece una auténtica tortura. ¡Necesitas una motivación! Haz el Camino de Santiago, déjate el móvil en casa y prepárate para cambiar tu vida.

La tecno-adicción al trabajo

Seguro que en tu búsqueda infinita de excusas para no librarte de las tecnologías, una de las primeras opciones que te ha venido a la mente ha sido la del trabajo: es que… tengo que contestar correos, estar pendiente por si me llaman, revisar los mensajes, la lista de tareas en la app de turno… Haz el Camino de Santiago en vacaciones y ya no tendrás razones para estar pendiente de lo que ocurre en la oficina. Por una vez en la vida, desconecta también de la rutina laboral y atrévete a disfrutar del día a día.

La tecno-adicción social

Ahora que ya no te sirve la excusa del trabajo, tal vez quieras ser honesto y reconocer que también te encanta estar al tanto de las últimas novedades de tus amigos y familiares. Ya sea por las redes sociales o por los servicios de mensajería, lo cierto es que no eres capaz de pasar un día sin enterarte de qué está pasando con los tuyos. ¿Qué tal si vuelves a aprender a hacer nuevos contactos sin tecnología, así como a disfrutar de los momentos a solas y a valorar las conversaciones cara a cara? ¡El Camino de Santiago es el mejor profesor!

La tecno-adicción en apps

Otro de los puntos que la mayoría de los usuarios menciona cuando se trata de acabar con la tecnoadicción durante una semana es el de poder usar apps con mapas, el reloj y hasta internet para hacer reservas en los diferentes albergues. Algo tan sencillo de solucionar como llevar un mapa en papel, pedir indicaciones, hacerte con un reloj de pulsera o preguntar la hora y tener todo reservado con antelación antes de salir de casa.

¡No te lo pienses más! ¡Haz tu reserva para el Camino de Santiago ahora y desconecta de las nuevas tecnologías aunque sea solo por una semana!

Desconecta de la tecnología con el Camino de Santiago
Valora esta página