Hacer el Camino de Santiago con niños puede parecer, a priori, mucho más complicado de lo que resulta en realidad. Cada año, son muchas las familias que emprenden esta aventura con niños y lo único que debemos hacer es tener en cuenta una serie de cosas para facilitar la ruta a los niños y que toda la familia pueda disfrutar de las sorpresas que encierra el Camino.

Muchas veces, sobre todo cuando se trata de una familia que no sale a caminar habitualmente o cuando el pequeño de la familia es muy pequeño, se recomienda hacer la última etapa del Camino francés, la ruta que va de Sarria a Santiago. Son 100 km, que se realizan cómodamente, con el plus de que los niños recibirán la compostelana, lo cual habitualmente les hace mucha ilusión.

hacer el Camino de Santiago con niños

Todo el mundo, incluidos los niños, puede hacer el Camino

No debemos pensar que el Camino puede hacerse muy duro para un niño ya que su dificultad o dureza es perfectamente adaptable a la situación y necesidades de cada persona si nos organizamos adecuadamente, aunque hay que pensar en que con un niño el camino se hará más largo porque no puede seguir el ritmo ni el paso de los adultos, pero tambiénen muchos momentos será más divertido.

Hacer el Camino de Santiago con niños de 3 a 12 años

No es recomendable iniciar el Camino con niños menores de 3 años, a menos que sea un viaje bien organizado con una agencia como la nuestra, que ofrece muchos servicios que garantizan una mayor comodidad en cada etapa para los peregrinos.

Si el niño o la niña está entre los 3 y los 6 años, se recomienda llevar un carro infantil adaptado a las condiciones de la montaña, ya que si el niño se cansa en un momento imprevisto o surge cualquier cosa, a los mayores nos resultará mucho más fácil y cómodo continuar la ruta sin inconveniente.

Y si los niños superan los 7 años, hasta los 12, se recomienda que la ruta diaria no debe estar por encima de los 15-20 km.

Además, hay otras recomendaciones importantes que debemos tener en cuenta si queremos hacer el Camino de Santiago con niños:

¡Los peques necesitan energía!

Las etapas no pueden ser muy largas y es importante que el niño descanse cinco minutos por cada hora de caminata realizada. En ese descanso, los pequeños tienen que comer algo que les aporte un extra de energía: frutos secos, fruta, zumos, etc.

hacer el camino de santiago en familia

Huyamos un poco del sol y hagamos tiempo de juego

¡No caminar en las horas de sol es imprescindible! lo es también para los adultos, pero si hacemos el Camino de Santiago con niños es importantísimo planificar muy bien cada día para que no nos coincidan esas horas en la ruta.

Madrugar y caminar solamente por la mañana es importante para que los niños coman a su hora y puedan descansar y jueguen por la tarde, teniendo oportunidad de conocer a otros niños que estén igualmente con sus familias haciendo el Camino.

Debemos insistir en que para que los niños puedan disfrutar, es fundamental que tengan tiempo para el descanso, para el juego y para interactuar con otras personas que compartan sus intereses.

Preparación previa

Del mismo modo que los adultos necesitan prepararse para hacer el Camino, como hemos visto recientemente en otro post, los niños han de seguir las mismas indicaciones: un par de meses antes ir de excursión varias veces y caminar con el calzado que van a llevar al Camino y, si van a llevra su mochila, llevarla con el mismo peso en esas excursiones.

No es complicado hacer el Camino de Santiago con niños pero sí que requiere organizarse muy bien, preparar con antelación el itinerario, tener más o menos claro dónde podemos dormir con ellos, y ser previsores.

Ahora ya sabemos que hacer el Camino con niños es posible, animáos ¡será una preciosa experiencia en familia!

Si quieres empezar a organizarte y quieres que te ayudemos a hacerlo, ¡contacta con nosotros!

El Camino de Santiago con niños, ¡aventura en familia!
Valora esta página