Cómo hacer el Camino de Santiago con perro es una cuestión muy interesante y no son pocas las personas que se la plantean. El planteamiento puede surgir por distintos motivos, que no son excluyentes, es decir, pueden comprenderse y estar relacionados entre sí.Hay quien quiere hacer el Camino con su perro porque es incapaz de dejarlo al cuidado de otra persona, gente que simplemente disfruta tanto de la compaía de su perro que no quiere renunciara  ella, gente que cree que puede ser una gran experiencia para reforzar los lazos, también hay quien cree que su perro merece disfrutar también de ese contacto más puro con la naturaleza, etc.Camino de SantiagoEn todo caso, hacer el Camino de Santiago con perro plantea una serie de dificultades a mayores que no deben obviarse, siendo muy importante conocerlas para estar bien preparados y no pasarlo mal una vez iniciado el viaje:

Viaje de ida al inicio del Camino y de vuelta a casa

Desplazándonos en tren, avión, autobús y barco siempre encontraremos alguna dificultad, en primer lugar porque lo más probable es que nuestro perro tenga que viajar en bodega, con el estrés y la angustia que esta experiencia debe suponer para él, sin contar con que en algunos casos los sedan, algo que no a todos los dueños de perros les parece apropiado. Quizá en coche, ya sea propio o en un servicio de intercambio, tipo blablacar o similar, sea mucho más cómodo y recomendable.

El alojamiento en albergues y hostales

Hay que tener en cuenta que no son muchos los sitios "dog friendly" que nos encontraremos en el Camino, por lo que nunca es mala idea, si quieres hacer el Camino de Santiago con perro, llevar una tienda de campaña plegable en la mochila.

Hacer el camino de Santiago con perro, ¡pobre animal!

Ya sabéis que nosotros creemos que hacer el Camino como a uno más le apetezca, siempre dentro del respeto hacia los demás y hacia el patrimonio, es lo mejor que se puede hacer porque al fin y al cabo es una experiencia que cada uno vive en primera persona, con lo que poco nos tiene que importar lo que piensen o digan los demás.No obstante, cuando estamos cansados, generalmente estamos también más sensibles, por lo que es interesante que inicies el Camino preparada, o preparado, para asumir críticas. Pese a que el perro no sufre nada si le damos las atenciones que necesita, como preparar bien las almohadillas y el calzado para sus patas, llevar alguna crema de cuidado especial para él, estar muy atentos de su hidratación y por supuesto de su alimentación, no todo el mundo entiende que hacer el Camino de Santiago con perro puede ser una preciosa aventura.Hacer el Camino de Santiago con perroSi vas a emprender esta aventura con tu mascota, te recomendamos leer el blog Camino con mi perro, donde nos hablan largo y tendido de la experiencia del Camino con "Flauta", un lindo perro que superó y disfrutó el Camino con sus dos compañeros de vida.Disfruta del Camino, y si lo haces con tu perro, ¡cuéntanos cómo ha sido la experiencia!
Hacer el Camino de Santiago con perro
5 (100%) 1 vote