En la etapa 13 del Camino Francés nos encontramos un pueblo tan pequeño como singular llamado Hornillos del Camino.

Hornillos del Camino es un pueblo configurado por el Camino y famoso por su profunda hospitalidad.

Algo muy destacable de esta localidad típicamente castellana es que se trata de uno de los mejores ejemplos de pueblo-camino o pueblo jacobeo.

Si quieres saber más sobre este pueblo-camino, ¡en Santiago Ways te lo contamos todo!

 

camino de santiago flechas

 

Por y para el Camino de Santiago

Un pueblo-camino es aquel cuya relación con el Camino de Santiago es tan grande que configura su esencia, su forma y su historia. Este pueblo de la provincia de Burgos cuenta con una sola calle, la calle Real, que es y siempre ha sido una senda para peregrinos. Además, el propio nombre del pueblo es prueba de su estrecha vinculación con el Camino.

Hornillos del Camino se convierte así en uno de los principales atractivos de la etapa 13 del Camino Francés, gracias a su urbanismo rural con esencia jacobea. Podremos visitar aquí sus pequeñas casas de piedra ubicadas en el paisaje castellano más auténtico.

 

¿Qué nos vamos a encontrar en la etapa 13?

Es importante destacar que algunas guías colocan en este pueblo el final de la etapa 13 y el inicio de la 14. Sin embargo, nosotros siempre hemos considerado, de acuerdo con la guía de Consumer, que Hornillos del Camino se encuentra dentro de la etapa 13, a casi 10 km de Hontanas, final de etapa.

La etapa 13 del Camino Francés comienza en la catedral de Burgos y es la puerta a la inmensa meseta castellana. Un trecho alejado del ruido mundano en el que pasearemos por un paisaje solitario entre los páramos; esta es una de las etapas más íntimas, perfectas para conectar con nosotros mismos.

 

castilla camino de santiago

 

Tras descansar en Hornillos del Camino, la ruta nos lleva a seguir adentrándonos en el paisaje yermo castellano. Esta etapa se caracteriza por las interminables rectas entre trigales y los campos de intensos colores amarillos de los que estaba enamorado el poeta Manuel Machado.

Es el trayecto ideal para reencontrarnos con la idea espiritual del Camino mientras disfrutamos de los sencillos pueblos medievales y el horizonte libre.

 

Hornillos del Camino y la generosidad de sus gentes

Hace casi un milenio que este pueblo destaca por su intachable recibimiento a los peregrinos, proporcionándoles amparo y protección, siendo este un aspecto profundamente interesante de este pueblo que hace las delicias de todos los que lo conocen.

 

¿Cuál es el origen de esta afamada hospitalidad?

En el año 1811 había aquí un hospital para viajeros que ofrecía ayuda desinteresada a todos los caminantes que lo precisaran. Esta costumbre pervive gracias a la figura de Lourdes Lluc, quien volvió a darle impulso hace más de 25 años creando, según dicen por sus tierras, el primer albergue de peregrinos.

 

hornillos del camino

 

La historia del primer albergue del Camino

En el año 1990, una peregrina veterana inspirada por su propia experiencia, alquiló una casa en la calle principal de Hornillos del Camino para alojar desinteresadamente a todos los peregrinos que pasaran por allí. Todo un acto de hospitalidad, generosidad y amor por el concepto más social del Camino de Santiago.

Su idea animó a otros y muy pronto más gente quiso sumarse a la iniciativa de Lourdes. Fue pasando el tiempo y el proyecto siguió creciendo con fuerza, superando todas las expectativas. En el 1993, tan solo tres años después, más de 100 personas formaban parte de la causa: habían nacido los Hospitaleros Voluntarios.

En este vídeo se recoge una noticia de Radio Televisión de Castilla y León sobre la formación y la ideología de la que parte el proyecto:

 

En la actualidad…

A día de hoy, ese sentimiento encendido por Lourdes reúne a más de 6.000 voluntarios de unas 40 nacionalidades diferentes, a lo largo de todo del Camino de Santiago. Su función: cuidar de nosotros, los peregrinos, informarnos sobre el patrimonio cultural, regalarnos un lugar para comer y descansar, etc.

En el número 29 de la calle Real de Hornillos del Camino podremos ver una placa en memoria de ese primer albergue en el que nació ese sentimiento tan especial de fraternidad, de emoción compartida, que ha ayudado a cientos de miles de viajeros.

La historia de Lourdes es profundamente inspiradora, una idea que ilustra a la perfección la esencia del Camino.

 

camino de santiago

 

El Camino de Santiago es una experiencia de contraste entre el autodescubrimiento y la soledad, y la amistad más espontánea, mágica quizás. Ambas experiencias son posibles en buena medida gracias a la colaboración desinteresada de esos otros viajeros y de los vecinos que nos encontramos en cada aldea, siendo este pueblo burgalés un maravilloso ejemplo.

 

En el Camino todos hemos recibido la hospitalidad a la que dedicamos este artículo, ¿nos cuentas tu experiencia? ¡Déjanos un comentario aquí abaj0 o en Facebook!

Si deseas contactar con nosotros puedes hacerlo aquí mismo.

 

Valora esta página