Según las estadísticas oficiales de La Oficina del Peregrino, en el pasado año 2016 el 55,29% de los peregrinos que llegaron a Compostela eran extranjeros. En el mes de octubre de 2017, esta cifra asciende al 67,56%. Muchos caminantes hacen su peregrinación desde países muy lejanos a España y la palabra que define orgullosamente a esta figura del caminante extranjero es pilgrim, peregrino en inglés. Un simpático término que inunda las calles de la capital gallega en las horas puntas.

¿Eres un pilgrim? ¡Algunas dificultades que te puedes encontrar!

No es del todo fácil atreverse a la aventura de caminar cientos de kilómetros en un país desconocido y son muchas las preguntas que se te vendrán a la cabeza si eres un auténtico pilgrim.

En Santiago Ways nos hemos propuesto hacer este post para libraros de algunos miedos o preocupaciones que son naturales. Y si al final de la lectura sigues teniendo dudas, recuerda que puedes solicitarnos más información sin compromiso.

Las dificultades forman parte del Camino

¡Vamos a sacudir tus miedos! Vengas del país que vengas, el Camino de Santiago es una opción segura y que se ajusta al bolsillo de todo tipo de pilgrim. Durante el mes pasado, octubre de 2017, la mayoría de los peregrinos extranjeros (o pilgrims) que llegaron a Compostela procedían de Estados Unidos, Alemania, Italia y Portugal, en este orden.

¿Cuáles son las preguntas que se le vienen a la cabeza a los peregrinos extranjeros? ¿Y qué podemos decir nosotros para hacer desaparecer esas preocupaciones? ¡Veámoslo!

#1 El idioma no es una barrera

Si eres un pilgrim de Sudamérica, el idioma no estará entre tus preocupaciones -excepto si vienes de Brasil-, pero es una de las primeras cuestiones que se le viene a la cabeza a los viajeros de otros países como Estados Unidos, Inglaterra, Francia o Alemania.

El miedo a la incomprensión se te pasará en cuanto te eches a andar. Los peregrinos formamos piña enseguida y el Camino acoge a personas de todo el mundo, ¡es lo más normal! Cada año llegan personas de Corea, Japón o Australia, ¡es una maravilla!

 

Siempre nos acabamos entendiendo de una u otra forma, y las necesidades que te surgirán en el Camino son muy básicas. Es más, seguramente seas capaz de expresarlas en español después de una semana de viaje.

La comunicación entre las personas va mucho más allá del idioma, ¡ya lo verás!

#2 Organizar el viaje a distancia

No es tarea fácil organizar un viaje a miles de kilómetros de distancia. Es cierto que se puede encontrar mucha información en Internet, pero no siempre es sencillo saber qué datos son correctos o qué fuentes son fiables.

En cuanto al alojamiento, recuerda que los albergues públicos no se pueden reservar, funcionan por orden de llegada y tienen prioridad los peregrinos que van a pie. En el aso de los albergues privados, hostales y pensiones sí que habría que reservarlos con antelación y en la temporada alta no siempre es sencillo.

La credencial se puede conseguir en el primer pueblo que visitemos en el viaje; ¿quieres más información sobre este documento tan importante para los peregrinos? ¡Visita aquí nuestro post sobre la credencial en el que te lo explicamos todo!

la ropa adecuada se consigue en cualquier tienda de deporte del mundo. Los pasos a seguir: informarnos, llegar al punto de partida, ¡y caminar!

En Santiago Ways te ofrecemos la posibilidad de organizar tu Camino al completo, con tal de que nos avises un día antes: alojamientos, comidas, credenciales, etc. ¡Aquí puedes ver todos los servicios que incluyen nuestros packs!

# 3 Estar solo y lejos de casa

Esta es una preocupación íntima que surge en la cabeza de cualquier pilgrim que deja atrás su país para caminar solo. Pero…

¡Nadie hace el Camino de Santiago solo si no es lo que desea! En el Camino Francés, el que tiene más afluencia, lo más habitual es ver grupos de peregrinos que se han ido conociendo a lo largo del viaje y que llegan a Compostela con el regalo de una amistad sólida y duradera.

pilgrim o peregrino

No hay estampa más típica en la praza do Obradoiro, el punto final del peregrinaje, que la de dos peregrinos que se habían conocido en el viaje y habían compartido etapas, reencontrándose entre risas y abrazos.

Disfruta el Camino

Una vez resueltos estos miedos y abatidas las preocupaciones naturales de todo pilgrim, queremos aprovechar para repasar algunas de las ventajas más bonitas que tiene esta experiencia. ¿Te las habías planteado alguna vez?

#1 ¿Quieres probar una experiencia diferente?

Es habitual utilizar las vacaciones para visitar París, hacer un crucero o para irnos a un hotel con piscina cerca de la costa. La experiencia del Camino de Santiago es una manera completamente diferente de disfrutar de nuestro tiempo libre, una experiencia íntegra que ha cambiado la vida de muchas personas.

Si estás buscando huir de los típicos viajes de veraneo y de las aglomeraciones de turistas, ¡hazte pilgrim! Hay una ruta del Camino de Santiago ideal para cada caminante, ¡descubre cuál es tu ruta!

#2 Conocerás a gente de todas partes

¿Te imaginas conocer a diez personas de diez países distintos en una sola semana? Es muy probable que te pase esto si decides caminar a Santiago.

El Camino es una experiencia en la que abrir la mente y conocer historias contadas por peregrinos de países muy lejanos entre sí, encontrando siempre las vivencias y sentimientos comunes mientras caminamos juntos.

#3 Sumérgete en una cultura distinta

Caminando por las rutas del norte de España no solamente vamos a ver paisajes nuevos, pueblos pintorescos y personas diversas, sino que estaremos buceando en una cultura completamente nueva.

Si eres un pilgrim, es decir, si vas a hacer el Camino de Santiago viniendo desde otro país, se abrirá frente a ti un país lleno de contrastes en el que descubrirás nuevas comidas, lenguas, costumbres, músicas, tradiciones, fiestas y un enorme etcétera de experiencias.

Al caminar de pueblo en pueblo por las rutas del Camino, el peregrino realmente llega a sentirse inmerso en una (o más bien en muchas) cultura que le abraza y le invita a formar parte. El Camino de Santiago transcurre por aldeas pequeñas esparcidas en un contexto intensamente rural, por lo que se traduce en una experiencia auténtica en la que conoceremos la cultura más enxebre de Galicia.

Es interesante comentar que enxebre es una palabra gallega que hace referencia a la esencia de la cultura; “enxebre” hace referencia a ese “algo especial”, único y característico de la tierra.

Vengas de donde vengas, inicies tu Camino donde lo inicies, la experiencia de la peregrinación a Compostela te enamorará, no nos cabe duda.


Si tienes cualquier pregunta sobre el Camino de Santiago, ¡no dudes en contactar con nosotros! Estaremos encantados de ayudarte.

Puedes hacerlo a través de nuestra página de Facebook, en los comentarios de este post o por nuestra página de contacto.

¡Buen Camino, querido pilgrim!

Pilgrim o peregrino: la experiencia de caminar a Santiago siendo de otro país
Valora esta página