El Camino del norte es un camino de costa en el que nos encontraremos unas ciudades muy vivas, pueblos con el máximo encanto y no cabe duda de que pasando por el País Vasco, Cantabria, Asturias y Galicia, podremos disfrutar de una gastronomía variada y exquisita, con una imponenete tradición y una materia prima de lujo.

Pero aún nos falta lo más importante, algo que sustenta todos estos atractivos indiscutibles. Efectivamente, sabemos que estabas pensando en ello -y no en los pintxos, ni en el cabrales ni en el pulpo-. ¡El mar! El mar bordea las tierras del norte, las arropa y acoge, ofreciéndonos el placer de sus playas. Las playas del Camino del Norte presentan diferencias geográficas importantes, algo que sin duda nos hace disfrutar de un camino que nos sorprende constantemente.

Mar Cantábrico Camino de Santiago

Algunas de las playas del Camino del norte, de Irún a Santander

Si empezamos el Camino del Norte en Irún, en unos 25 kilómetros estaremos en San Sebastián. Siguiendo los horarios habituales del peregrino, llegaremos a San Sebastián para comer (una rica merluza koxkera, por ejemplo) y tendremos toda la tarde para descansar. ¿Una playa para relajarse, mojar los pies y disfrutar de las vistas?

Sin duda, La Concha

La playa de la Concha es una playa urbana de arena blanca y fina. La gente de la afamada revista de viajes Travel and Leisure la nombró una de las cinco mejores playas urbanas del mundo, destacando la fina y bella arena, que destaca sobre las aguas zafiro del mar Cantábrico.

Playa de la Concha Camino del Norte

¿Salimos del centro?

En este caso tenemos dos opciones muy interesantes: la pequeña y encantadora playa de la isla Santa Clara, que será un escenario perfecto para desconectar y relajarse ante el mar, o la juvenil, oleada y preciosa playa de Zurriola, situada en el barrio de Gros, que hará las delicias de los amantes del surf y los deportes de playa.

Seguimos caminando

¡Toca dejar Donosti! Seguro que lo hacemos con pena, pero aún nos quedan muchas sorpresas en la peregrinación a Santiago por la costa.

Dejando San Sebastián, a unos 50 km y dos etapas después, estaremos en Deba. La arena de la playa de Santiago de Deba es de color oscuro, debido a las rocas de pizarra de las formaciones montañosas que rodean la playa, y al igual que la playa de Zurriola, es típicamente surfera. ¿Buscas otros atractivos de la zona?

Por supuesto, los acantilados de Itzurun

Acantilados de ITZURUM

¡Visita obligada!

Entre los municipios de Deba y Zumaya encontraremos el tramo más increíble y hermoso de la rasa mareal de la costa de Euskadi. La erosión diferencial presente en los acantilados de Itzurun nos dejará con la boca abierta, nos emocionará y nos hará pensar, sin duda, en el sobrecogedor poder de la naturaleza.

Las playas del Camino del Norte nos esperan tras Itzurun.

LLegamos a Bilbao

No… tras abandorar Deba recorreremos cuatro etapas más. Entonces sí, unos 92 kilómetros después llegaremos a Bilbao, tras haber pasado por Markina, Gernika, Lezama y sus memorias.

En Bilbao necesitaremos reposar las piernas, darnos unos mimos en los pies y reponer fuerzas.

¿Liberarnos de la ropa? No te pierdas la conocida playa de Barinatxe.

Playa de Barinatxe

Es una playa un tanto masificada, pero creemos que te sorprenderá. Esta playa está separada de otra playa, Arriatera, por una cala de roca que los bilbainos llaman “La Triangu”. Si haces nudismo, es interesante comentar que tradicionalmente los nudistas que visitan esta playa se sitúan en sus laterales.

Si queremos más tranquilidad podemos visitar la playa de Plentzia; cuando la marea está baja podemos recorrer un sendero que nos llevará hasta el Castillo de la familia Butrón. También disfrutaremos en la playa de Gorliz y de su lindo paseo marítimo.

Es una pena no poder contarlo todo, ¡debemos seguir!

Playas salvajes en los alrededores de Santander

Continuamos con el Camino de Santiago desde Bilbao y cuatro etapas después nos encontraremos en Santander.

Si nos tomamos un día o dos para descansar, podremos disfrutar de las increíbles playas salvajes de Covachos o de la Arnía.

¡Visitas obligadas si tenemos uno o dos días!, ¡de verdad!

Ambas playas nos ofrecen un paisaje paradisíaco, con unas formaciones rocosas impresionantes y una panorámica perfecta para disfrutar de la puesta de sol ¡tómate tu tiempo!

La playa de Somocuevas no se queda atrás ¡en absoluto! Situada entre acantilados y con una mezcla espectacular de colores, esta playa es conocida como una de las joyas del mar cantábrico ¿te animarás a visitarla?

Imagen de la playa de Somocuevas

Si quieres saber más sobre algunas de las playas del Camino del Norte, ¡no te pierdas nuestro próximo post!

 

Las playas del Camino del Norte, el encanto del cantábrico
Valora esta página