Ya lo tienes todo: el plan de acción diseñado, las reservas hechas, tus objetivos definidos… Todo menos uno de los aspectos más importantes: la mochila.

Como sabes, este es un punto fundamental, pues, por mucho que creas que llevas pocas cosas, al caminar tanto tiempo tu cuerpo empezará a interpretar el peso de tu mochila desde otra perspectiva.

¿No sabes qué llevar en tu mochila del Camino de Santiago? Pues, ¡sigue leyendo! Te contamos los must have de tu experiencia hacia Compostela. Ata bien tus botas de peregrino, ¡y a hacer camino!

Qué debes saber antes de hacer la mochila

Hay varios puntos a tener en cuenta a la hora de hacer tu mochila. El primero es, por supuesto, el peso. Recuerda que vas a caminar mucho tiempo, por lo que siempre te convendrá llevar un peso ligero que no te amargue la experiencia.

Pero, claro, hay cosas a las que no puedes renunciar. Uno de los aspectos más importantes a los que tendrás que enfrentarte es a los cambios de tiempo y de temperatura.

Recuerda que por estas tierras tanto puede hacer unos días maravillosos de sol, como de repente empezar una tormenta y llover durante días. ¡Debes estar preparado para todo! ¡Y no solo eso!

Ten en cuenta también que a veces las paradas no salen exactamente como tenías planeado y puedes caminar durante más distancia de la que tenías planeada. Agua, aperitivos y productos de higiene son elementos clave.

El exterior: la ropa y el calzado

A la hora de elegir el calzado a llevar durante el camino, quédate con un número mágico: el 3.

Llévate unas botas de senderismo para caminar, que no ejerzan mucha presión en tus tobillos y te permitan andar cómodamente, unas Birkenstocks para cambiarte después de tu caminata del día y chanclas para la ducha.

En cuanto a la parte de abajo, el número aumenta a 5. En este caso, puedes optar por unos pantalones termales, que también te sirvan como pijama, un par de pantalones deportivos con efecto Dry-Fit, unos largos y otros cortos, para poderlos lavar por el camino, unos pantalones de algodón largos, que también podrás usar de pijama si buscas una sensación cómoda y suave y un bañador tipo shorts para poder usarlos como pantalones cortos o tirarte en algún río si te apetece darte un baño.

¿Y para la parte de arriba? Incluye tres camisetas también con efecto Dry-Fit transpirables, dos de manga corta y una de manga larga, y una camiseta básica de algodón. Por supuesto, necesitarás una sudadera, un polo finito por si te toca enfrentarte al frío y un chubasquero con capucha.

No te olvides de llevar tres o cuatro pares de calcetines guantes, un gorro, una gorra, una bandana, una braga para el cuello, rodilleras, polainas y gafas de sol.

Más necesidades básicas: los imprescindibles

Obviamente, tendrás que llevar una mochila cómoda en la que quepa todo tu equipaje, ligera y fácil de cargar.

Incluye una botella de agua, llévate unos bastones para caminar, una almohada, una esterilla, una sábana, una toalla, una riñonera para llevar el pasaporte y el dinero y una linterna.

No te olvides de llevar los productos de higiene que desees, siempre en su versión de viaje, así como algún calmante, por si las moscas.

¿Y tú? ¿Qué consideras imprescindible en tu mochila de peregrino? ¡No esperes más! ¡Haz tu reserva con Santiago Ways ahora!

¿Qué llevar en la mochila del Camino de Santiago?
5 (100%) 3 votes