El Camino de Santiago termina cuando por fin llegamos a la plaza del Obradoiro, donde se alza la imponente catedral de origen románico con la que habremos soñado durante las duras caminatas. Una vez hayamos admirado la fachada barroca del tempo y las otras maravillas exteriores que la conforman, como el Pórtico da Gloria o el de Platerías, será el momento de adentrarnos en un apasionante viaje artístico, histórico y patrimonial por el interior del templo. Te vamos a contar qué ver en la Catedral de Santiago para disfrutar de una experiencia completa, un viaje milenario cargado de fascinantes reliquias.

Una catedral hecha de historia, tesoros y piedra

Para descubrir qué ver en la Catedral de Santiago para entender su importancia y encanto, tenemos que comenzar por la leyenda.

Allá por el IX se encontraba Pelayo, un ermitaño compostelano, descansando en su hogar cuando unas luces celestiales captaron su atención y comenzaron a llamarle desde lo más profundo del bosque. El obispo de la zona por aquel entonces, llamado Teodomiro, decidió investigar este asunto tan misterioso junto a Pelayo y fue así como se encontaron los restos del Apóstol Santiago.

En este documental de Planeta Doc podemos ver toda una reconstrucción de este hito histórico compostelano:

 

 

Las campanas que viajaron mil kilómetros

La documentación de la época no acaba de confirmar ni negar esta historia, pero lo que sí es seguro es que el Rey Alfonso II mandó construir una basílica donde fueron supuestamente hallados los restos. Los peregrinos no tardaron en lanzarse a la aventura para visitar este templo, por lo que se construyó otro más moderno que cayó durante la conquista de los musulmantes. Los restos del apóstol se salvaron, pero las campanas fueron tomadas como botín hasta Córdoba.

Después de todo este trajín, en el año 1078 se levantó una nueva catedral románica con la que honrar al apóstol Santiago en el mismo lugar. Y, desde entonces, la peregrinación jamás se detuvo de nuevo.

 

Cómo visitar el interior de la Catedral de Santiago

La Catedral de Santiago es misticismo, misterio y magia no solamente por supuestamente albergar los restos del Apóstol Santiago, sino también por su inmenso valor arquitectónico que reúne estilos como el barroco, gótico, neoclásico, plateresco o el románico en una sola construcción. Con todo esto, es importante saber qué ver en la Catedral de Santiago antes de llegar, para nos perdernos nada. ¡Pero empecemos por el principio!

 

El paseo por la planta de cruz latina y sus tres naves, las cuales se prolongan en los brazos de la cruz, es la visita obligatoria para todo peregrino. La Catedral de Santiago está abierta para las visitas todos los días del año, desde las 7 am hasta las 20.30 h.

La entrada al templo es gratuita, pero la planta no es más que el principio de un descubrimiento lleno de secretos y por eso, si hay tiempo y ganas, aconsejamos visitar las otras zonas incluidas en el Museo de la Catedral. ¿Qué nos vamos a encontrar allí?

 

Qué ver en la Catedral de Santiago: una excavación y un tesoro

Durante el siglo XIX se realizaron excavaciones en el corazón de la basílica, una exploración de la que se obtuvieron incontables reliquias que hoy en día podemos visitar en Santiago.

 

 

Para responder a la pregunta de qué ver en la Catedral de Santiago, hay que empezar por hablar del Museo de la Catedral, que abrió sus puertas en 1930 para mostrarnos todas estas reliquias encontradas en el subsuelo: libros, moneda, tesoros y toda clase de piezas de arte de valor incalculable. El museo cuenta con cinco zonas diferenciadas que ya hemos mencionado antes, todas ellas de inigualable belleza: la capilla de las Reliquias, el Panteón Real, el Tesoro, el claustro y las salas arqueológicas.

Podremos visitar el Museo todos los días de la semana, entre abril y octubre de 09:00h a 20:00h; entre noviembre y marzo, de 10:00h a 20:00h.

 

Las reliquias del Apóstol Santiago

Además de todos estos tesoros, piezas de arte con mil años de existencia y capillas con una belleza arquitectónica imponente, lo que más despierta la curiosidad de muchos peregrinos entre lo que ver en la Catedral de Santiago son las reliquias del apóstol.

 

 

Bajo el altar mayor de la catedral hay una cripta de limitadas dimensiones en la que encontraremos un mausoleo que data de la época romana. Allí dentro hay una urna de plata que imita la forma de los sarcófagos románicos, y en ella las reliquias del apóstol y sus discípulos.

 

Visitar el interior de la Catedral de Santiago y descubrir todos sus secretos es toda una aventura que nos hará sentir como auténticos arqueólogos en una misión histórica, ¿te animas?

Para cualquier consulta sobre el Camino, ¡no dudes en contactar con nosotros! Puedes hacerlo por e-mail o a través de Facebook 🙂

Qué ver en la Catedral de Santiago: todos los secretos que no te quieres perder
5 (100%) 1 vote