Una de las preguntas más habituales que nos hacemos cuando estamos preparándonos para hacer el Camino es sobre la ropa, ya que si vamos con mochila, el peso de la ropa y demás complementos que llevemos determinará nuetsra comodidad en las diferentes etapas que emprendamos. La ropa para el Camino de Santiago ha de ser, ante todo, cómoda y ligera, como detallamos a continuación.

Ropa para el Camino de Santiago

Es necesario distinguir entre las dintintas épocas del año para saber qué ropa llevar en cada caso, ya que las temperaturas varían muchísimo y es necesario ir bien preparados.

Ropa técnica, la mejor opción

La ropa para el Camino de Santiago ha de ser técnica, preferiblemente, ya que es ropa diseñada específicamente para dar confort al cuerpo cuando lo sometemos a largas sesiones de ejercicio, con sudoración y variaciones climáticas. Suele ser ropa de elevados precios, pero también de calidad superior; podemos dar una vuelta por algún establecimiento especializado en ropa para elCamino o si queremos reducir costes sin renunciar a la comodidad de llevar la ropa adecuada para hacer el Camino, aunque no sea la ideal. Eso ya va en el gusto de cada uno y nuestra recomendación es que si te lo puedes permitir, compres ropa técnica de primera calidad.

ropa para el Camino de Santiago

Primavera y verano

En estas épocas del año, con llevar dos mudas será suficiente. Una la utilizaremos para caminar y la otra para cambiarnos tras darnos una ducha al final de la etapa, mientras lavamos la que hemos usado ese día.

Entre la ropa para el Camino de Santiago, si lo hacemos en primavera o verano, a parte de dos pantalones cortos transpirables (si tienen cremallera para hacerlos largos si lo necesitamos, mejor) necesitaremos un par de camisetas. Recomendamos comprar camisetas de verano térmicas porque transpiran fenomenal, permitiendo que no retengan la humedad del sudor, y además son muy ligeritas.

Aunque pensemos que no nos hace falta llevar una chaqueta porque en verano las temperaturas suelen ser elevadas, en muchas zonas del Camino refresca bastante por la noche, o incluso a primerísima hora de la mañana, por lo que llevar un forro polar, aunque sea fino, más que recomendable es necesario.

En primavera y verano no olvidéis llevar un conjunto de ropa de baño, aún siendo nudistas, por si acaso hay prohibiciones al respecto y por si no tenemos de mano un sitio donde comprarlo. No poder disfrutar de los preciosos ríos y de las maravillosas playas que podemos encontrarnos en el Camino sería una pena.

Otoño

En otoño recomendamos sin ninguna duda llevar tres pantalones técnicos con cremalleras para poder adaptarnos sin ningún inconveniente a los cambios de temperatura propios de esta época. Las camisetas pueden ser como las de verano, aunque añadiríamos una de manga larga de las mismas características. Es imprescindible llevar un cortavientos, una capa plástica para cuando llueva o un cubrepantalones plástico y un forro polar.

Invierno

La ropa para el Camino de Santiago en invierno ha de ser de abrigo: tres pantalones largos de invierno y transpirables, tres camisetas térmicas de invierno, una braga para el cuello, un forro polar y un abrigo ligero pero que aporte calor, serían los imprescindibles junto con una capa plástica para cuando llueva y un sobrepantalón plástico, si es posible.

Ropa para el Camino: la muda interior

En todos los casos, no recomendamos llevar más de cuatro mudas de ropa interior y preferiblemente que no sea de algodón (en verano con dos, sería suficiente). Calcetines, con cuatro pares es más que suficiente y recomendamos que sean calcetines técnicos y sin costuras para asegurar el máximo confort.

Ahora que ya sabes un poco más sobre la planificación de ropa para hacer el Camino, échale un ojo a este completo vídeo.

Si podemos ayudarte a organizar mejor tu peregrinación a Compostela, ¡no dudes en contactar con nosotros!

 

Valora esta página