Hay un camino que olvidamos durante 9 siglos; surge en plena urbe de la capital española, Madrid, para llevarnos hasta una impresionante fortaleza medieval, que allá por el año 1174 se convirtió en sede de la Orden de Santiago: hablamos del Camino de Uclés.

¿Has oído hablar de este imponente monasterio?

 

Camino de Uclés

 

Decíamos que se trata de un camino olvidado, sin embargo habría que matizar: olvidado por la mayoría, porque desde el 2010 varios personajes de la zona se están dejando la piel en revivir el Camino de Uclés para que todos podamos disfrutar de sus encantos.

 

De caballeros, fortalezas y conquistas

 

Este monasterio se encuentra en el municipio de Uclés, en Cuenca, y es el templo dedicado al apóstol Santiago más importante de España después de la Catedral de Compostela. Su estructura se remonta a la época de la dominación musulmana, pero el verdadero esplendor del monasterio llegó cuando se convirtió en una fortaleza de la Orden de Santiago. Tras el fin de la Reconquista, el conjunto de edificios cambió radicalmente, pero todavía se pueden observar las fortificaciones de estilo musulmán.

 

Caballero de la Orden de Santiago

 

La Orden de Santiago surgió en el siglo XII y su principal encargo era el de proteger a los peregrinos que se atrevían a andar el Camino de Santiago en una época de guerra llena de peligros.

 

El Camino de Uclés y sus etapas

 

Este recorrido tiene 144 km con 12 paradas intermedias; comienza en el templo de Santiago, en pleno corazón de Madrid, y nos lleva hasta el Monasterio de Uclés, en el noroeste de la provincia de Cuenca.

Aunque nos parezca increíble, salir de Madrid siguiendo las indicaciones de este camino no tiene pérdida y solamente hay que cruzar 3 semáforos, ¡impresionante!

Caminaremos por la orilla del río Manzanares hasta el Parque Lineal y, una vez debajo del puente de la M-40 nudo sur, ya solo tendremos que seguir las señales de flechas rojas en un agradable paseo hasta Uclés.

 

Río Manzanares a su paso por Madrid

 

El 70% de este Camino es accesible con silla de ruedas y algunos de sus tramos cuentan con un carril bici; esto nos hace pensar que se trata de un recorrido muy estudiado y cuidadosamente trazado.

¿Quiénes serán los responsables de tanta meticulosidad al servicio del peregrino? ¡Unas cuantas personas con historias sorprendentes!

 

No se puede hablar del Camino de Uclés sin hablar de Manuel Rossi

 

Efectivamente, no tendría sentido un artículo que tratase este camino sin contar la historia de Manuel Rossi.

Manuel conoció en Cuenca al padre Julián durante una de sus peregrinaciones y este sacerdote le habló del Monasterio de Santiago de Uclés. Ambos se fueron a cenar juntos y su conversación se convirtió en un germen fantástico en la historia vital de Manuel Rossi, que desde ese día dedica su vida a recuperar el Camino de Uclés.

Probablemente Manuel te suene si has visto el programa RTVE Buen Camino, que se acaba de estrenar y cuyo primer capítulo compartimos en las redes de Santiago Ways hace tan solo unos días.

Este hombre ha hecho 400.000 km por los caminos de este recorrido, ha colocado unas 10.000 señales y se ha dejado más de 6.000 euros de su bolsillo en traer a la vida de nuevo este trazado que, hace 9 siglos, utilizaron los caballeros de la Orden de Santiago para llegar a Compostela.

Manuel fabrica y pinta las flechas en su casa, luego se monta en su coche y hace jornadas de 8 horas de trabajo desinteresado para colocarlas por las sendas que llevan desde Madrid hasta Uclés. En este vídeo de Telemadrid puedes verlo en acción, ¡qué gran labor la de Manuel!

 

 

Pero Manuel Rossi no solo ha devuelto la vida al camino siguiendo con la mayor fidelidad posible su recorrido original, sino que lo está dotando de una personalidad y un cariño increíbles con iniciativas como la mascota del Camino, basada en la Cruz de Santiago, o el Puente de las Flechas, en el cual toda las paredes y el techo estarán cubiertos de flechas del Camino de Santiago. ¡Más de mil flechas hechas por las manos de Manuel!

 

¿Y qué ha pasado en este Camino desde el 2010?

 

Manuel Rossi dibujó a mano la credencial oficial del peregrino para este camino, la llamada Uclessiana, y este documento nos abrirá las puertas a la gran hospitalidad que se esconde en el recorrido. En todas las localidades a partir de Arganda del Rey, Uclessiana en mano, podremos acceder a la acogida en casas parroquiales, hospitaleros, albergues, polideportivos, etc. En su gran mayoría, de forma gratuita, aunque podremos dejar nuestra voluntad.

Rafael, otro de los personajes protagonistas en la recuperación del Camino de Uclés, lleva el Refugio Municipal de Estremera, a 50 km del Monasterio de Uclés y a 744 km de la Catedral de Santiago. Este albergue fue cedido por el Ayuntamiento, tiene capacidad para 14 personas y desde que abrió, hace 2 años y medio, han dormido en él unas 400 personas.

Manuel, Rafael y Julián son tres nombres propios en la historia del Camino de Uclés, que quedarán para siempre en la memoria de sus vecinos y de todos los peregrinos que ya pueden disfrutar de un camino acogedor, castizo y cargado de belleza.

 

Si eres una de esas más de mil personas que ya han probado la experiencia y quieres compartirla con nosotros, por favor escríbenos por Facebook, por e-mail o deja un comentario en nuestro blog. ¡Buen Camino de Uclés para todos!

Camino de Uclés, recuperación de un paseo desde el corazón de Madrid
3.6 (72%) 5 votes